• Energía Monocromática Infrarroja para tratar varices

    Energía Monocromática Infrarroja para tratar varices

    La energía monocromática se basan en ondas de bajo voltaje y frecuencia desarrollada por expertos físicos y matemáticos cuyo objetivo era conseguir una mayor vascularización en la zona afectada, recuperar el color y pulsos arteriales.

    Con la energía monocromática infrarroja se pueden tratar distintos tipos de heridas, como grandes lesiones en extremidades incluidas úlceras diabéticas, heridas relacionadas con escleroderma y lesiones pos-amputación.

    Este tratamiento consiste en aumentar la concentración de diferentes contenidos bio-estimulatorios superiores al conocido Láser, Helio, Neón y Argón (monocromática infrarroja). En fase inflamatoria actúa reduciéndola, en fase granulatoria estimula produciendo una matriz extracelular facilitando el sentamiento en el lecho de de la lesión.

    Los tratamientos se realizan de dos a tres veces a la semana con una duración de 20 minutos y consiguiendo en un periodo aproximado de dos semanas la curación.

    Las úlceras se tratan dependiendo de las patologías que las acompañan. Por ejemplo:
    Una úlcera varicosas graves, se tratan conjuntamente con las venas satélite, que las acompañan, curándolas.

    Las úlceras arteriales o diabéticas se acompañan de tratamientos metabólicos personalizados a cada paciente de acuerdo a cada patología y el estado clínico que presentan.

    Vía: icadespana.es

    Dejar un mensaje →

Deja un mensaje

Cancelar respuesta