• Varices

    ¿Quién no ha oído hablar de las varices?

    Las varices son dilataciones venosas que se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón o lo que llamamos insuficiencia venosa, las más habituales son las de las piernas. Se producen cuando las válvulas que hacen posible el retorno de la sangre se vuelven débiles o están dañadas, impidiendo con normalidad el flujo de sangre y la sangre tiende a acumularse en las venas dilatándolas.

    Hay dos tipos: Venas varicosas y Arañas vasculares

    Las venas varicosas: las venas se dilatan tanto debido al cúmulo de sangre que sobresalen en las piernas, sobre todo se encuentran en las piernas debido a la presión que ejerce el propio peso del cuerpo, la gravedad del mismo y recorrer trasladando sangre desde lo más abajo del cuerpo hasta el corazón, estas venas son las que más sufren de todas debido al gran esfuerzo que realizan.

    shutterstock_134292371-480x300-españpol

    Son las que más duelen y nos entorpecen al andar, al hincharse las venas tanto se retuercen y de ahí su forma, si el flujo de sangre a través de las venas empeora, pueden presentarse problemas como hinchazón y dolor en la pierna, coágulos sanguíneos y cambios en la piel, de ahí su importancia de que no vayan a más.

    Las arañas vasculares, también llamadas telangiectasias, son ese tipo de varices pequeñitas que como su propio nombre indica tiene forma de tela de araña, este tipo de varices son más superficiales que las venas varicosas y pueden variar de color entre una gama que va del azul al rojo, son las más frecuentes y también se encuentran en las piernas pero no podemos descartar encontrarlas en lugares como pómulos, nariz o en cualquier otro lugar de la cara. Su tamaño varía de más pequeño a más grande de la piel. pueden ser causadas por: la acumulación de sangre, cambios hormonales, la exposición al sol y las lesiones. No son tan graves como las venas varicosas pero sí son antiestéticas, y pueden llegar a ser molestas y causar sensaciones desagradables en las piernas, los síntomas de picor o quemazón son cada vez mayores

    arañas vasculares

    Las varices afectan tanto a hombres como a mujeres.

    Los factores más frecuentes y que más contribuyen a que podamos sufrir varices tanto sean venas varicosas o arañas vasculares son los siguientes:
    Aumento de la edad. A medida que nos vamos haciendo mayores, nuestras válvulas en las venas también lo hacen, debilitándose.
    Antecedentes personales o familiares. Tiende a tener un alto porcentaje de que se padezcan.
    Cambios hormonales. Cambia la morfología de las venas, si se toman anticonceptivos orales pueden retener líquidos y eso favorece su aparición.
    Embarazo. Nuestro cuerpo cambia mucho en este estado y las venas no iban a ser diferentes, aumentando el flujo sanguíneo y el peso extra del bebé y un mayor esfuerzo de bombear sangre hacia el corazón.
    Obesidad. Requieren un esfuerzo mayor de llevar sangre al corazón, ejerciendo presión extra en las venas.
    Sedentarismo. No es bueno ni estar mucho tiempo sentado ni de pie, ya que las piernas no se mueven, ya que puede provocar un mayor estancamiento de sangre, ya que hay poco ejercicio muscular que es el que nos ayuda a que la sangre fluya mejor. Es mover las piernas de vez en cuando para activar la circulación en ellas.
    Demasiada exposición al sol. Puede hacer que se marquen las arañas vasculares faciales en personas de tez clara.

    Tratamientos

    Los tratamientos pueden ser variados desde las operaciones quirúrgicas hasta tratamientos sin dolor, de éste último vamos a hablar.
    Tratamientos de varices mediante DOSIS INDUCTORAS (Microesclerosis)
    Este tratamiento de dosis inductoras es un método novedoso implantado en España y que genera muy buenos resultados en venas dilatadas de todos los tamaños y a diferencia de otros, no produce obstrucción, sino que corrige las paredes de las venas a límites normales, e incluso después de tratadas éstas, pueden ser utilizadas para hacer puentes arteriovenosos.
    En los últimos años la técnica se ha ido perfeccionando y mejorando hasta el punto de convertirse en uno de los métodos más efectivos para tratar las varices.

    Sus ventajas y beneficios son:

    No necesita cirugía, evitamos la hospitalización, y la operación de injertos de piel y posibles Rechazos.
    No es doloroso, evitamos tomar anestésicos, con el consiguiente ahorro de material y medicamentos.
    Sin reposo, rapidez en la recuperación.
    • Puede realizar el tratamiento de las dos piernas en un solo día.
    • Puede seguir con su trabajo nada más acabar el tratamiento.
    • Resuelve todo tipo de varices.
    Disminución de las secuelas cicatrízales y estéticamente.
    Mejora de la calidad de vida.

    varices antes y despues

    Vídeos de los tratamientos
    Tratamiento Venas Varicosas

    Tratamiento Arañas Varicosas

    Dejar un mensaje →

Deja un mensaje

Cancelar respuesta